Mi primera comida


Mi primera comida

En algunos casos particulares en los que es necesario, el pediatra indica comenzar con la alimentación a los 4 o 5 meses de edad pero nunca antes y siempre es este profesional quien debe aconsejar cuándo incorporar otros alimentos.

Es importante seguir dando el pecho, pero también empezar a dar de comer con cuchara para que el niño/a empiece a probar nuevos sabores, a conocer nuevas texturas, a masticar y a ir conociendo diferentes alimentos.

Cuando el niño/a empieza a comer, es necesario tener mucha paciencia, no forzarlo, gritarle, ni asustarlo. El momento de comer debe ser tranquilo y lleno de cariño.

La comunicación permanente a través del canto, palabras tiernas y las caricias en la piel son las mejores formas de estimular esta relación afectiva entre los niños/as y sus cuidadores.

Si el niño/a rechaza un alimento, probar con diferentes combinaciones, sabores, texturas para animarlo a comer.


¿Qué alimentos dar?


A los 6 meses 1 comida (almuerzo o cena) + 1 colación

  • Incorporar de 1 alimento por vez en forma de papilla (papa, zanahoria, puerro, batata) con carne bien cocida rayada (no licuada) de pollo sin piel, vaca, cordero, cerdo sacándole toda la grasa visible o hígado.
  • Se puede incorporar cereales de arroz o maíz (polenta).
  • De postre o colación se aconseja una fruta del tipo, manzana rallada o asada, puré de banana o pera (evitar frutilla y kiwi ).


A partir de 7-8 meses 1 comida (almuerzo o cena) + 1 colación

  • Se puede incorporar la yema de huevo bien cocida.
  • Se puede agregar harinas: pan, fideos chicos.


Entre los 9 -11 meses 2 comidas (almuerzo y cena) + 1 colación

  • Se puede agregar pescado blanco sin espinas si no hay antecedentes de alergia en la familia y se incorpora la clara de huevo (huevo entero).
  • Se puede incorporar verduras verdes (acelga, espinaca, brócoli), remolacha.


A los 11 meses 2 comidas (almuerzo y cena) + 2 colaciones

  • Se pueden incorporar legumbres peladas en puré (arvejas y lentejas).


A partir de los 12 meses

  • Al año, la mayoría de los niños ya pueden comer las comidas consumidas por la familia, excepto las que contengan condimentos picantes o exceso de sal, estimulantes (café, té negro, bebidas gaseosas con cafeína, yerba mate) y las comidas con mucha grasa, por ejemplo frituras.

Cuidemos la higiene


Es necesario enfriar los alimentos calientes antes de dárselos al niño hasta que tengan aproximadamente la temperatura del cuerpo o menor, para evitar quemaduras.
No se deben soplar los alimentos para enfriarlos, porque se pueden contaminar con microorganismos que se encuentren en la boca del adulto que lo alimenta.
Cuando el adulto prueba el alimento, debe lavar o cambiar la cuchara con la que alimentará al niño por el mismo motivo.
Los alimentos y utensilios en los que se da la comida al niño deben estar correctamente higienizados.
Es importante el lavado de manos del niño y del cuidador antes y después de comer.




“LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA ESTÁ RELACIONADA NO SÓLO CON EL QUÉ SE COME, SINO TAMBIÉN CON EL CÓMO, CUÁNDO, DÓNDE Y QUIÉN ALIMENTA AL NIÑO”.


  Autor/es: Dra. María Guadalupe Sisú

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: alimentación, comida, bebes, niños